Una Navidad por Centroeuropa

Los países centroeuropeos son de los más bellos que podemos encontrar en el mundo. Sus capitales, Praga, Viena y Budapest, son algunas de las ciudades que más turistas reciben a lo largo del año. Y la Navidad es un momento ideal para visitarlo, especialmente, la capital austriaca. Si no sabéis donde viajar estas Navidades, os ofreceremos las razones de por qué estas tres ciudades pueden ser el destino ideal para emprender un viaje.

Para viajar a la ciudad austriaca no hace falta nombrar miles de razones, nos basta con una. La sala Dorada del Wiener se viste de gala el día 1 de enero para acoger el concierto más importante de música clásica del mundo, el concierto de año nuevo. Un espectáculo retransmitido para más de mil millones de personas en todo el mundo. Cerca de 2.000 espectadores entran en esta sala. Amante o no de la música clásica, es un evento al que debería ser obligatorio ir una vez en la vida. Solo por ello, merece la pena viajar a Viena en época navideña.

concierto año nuevo

fuente: heraldo

Sin duda, la ciudad que más motivos nos da para ser visitada en Navidad es Praga. En la capital checa se respira un ambiente especial en estas fechas. Ambiente que se ve reflejado en el Teatro Nacional, que todos los años durante estas fechas acoge la representación de El Cascanueces por parte del Ballet Nacional. A esto hay que añadir la apertura del Castillo, el mercado medieval, las luces en las plazas y las calles o el gran número de pistas de patinaje que se instalan en la ciudad.

Por último, Budapest, también tiene un encanto especial en estas fechas. Al igual que ocurre en Praga, la capital húngara se inunda de pistas de patinaje, especialmente, el Parque Municipal. Otra de las razones es la presencia de mercados en las principales calles de la ciudad. Es en ellos donde turistas y ciudadanos hacen la mayor parte de sus compras navideñas.

Son algunas de las razones por las que viajar al centro de Europa durante la época navideña, ¿os animáis a viajar allí estas Navidades?

Los secretos de Lyon

Lyon, es la tercera ciudad más grande de Francia después de París y Marsella.

Es una ciudad que está atravesada por dos ríos, por esa razón siempre hace una buena temperatura en los días de calor y para los amantes de los deportes de invierno tienen cerca la ciudad de Grenoble que alberga una inmensidad de pistas de esquí.

La ciudad de Lyon ofrece al turista una gran diversidad, desde la Basílica de Notre-Dame de Fourviére, situada en el casco antiguo pero eso sí, en la parte de arriba con una gran caminata hasta llegar a ella, vale la pena visitarla puesto que tiene una hermosa fachada y está muy bien conservada. A su vez, al estar en la parte superior de la ciudad podrás contemplar unas maravillosas vistas de la ciudad.

 Por otra parte cuentas con la plaza Bellecour que es visita obligatoria donde podrás ver el palacio del ayuntamiento, al igual que la Rue de la Republique donde podrás perderte por su calle ancha y contemplar todo  tipo de negocios, esta calle cuenta con más de un kilómetro y sale desde la Place Bellecour, que es la plaza más grande de Europa.

Como toda ciudad tiene un casco antiguo esta tiene uno muy hermoso que se llama “vieux Lyon”, un barrio medieval, precioso de ver y la Unesco lo reconoció como patrimonio mundial de la Humanidad, en el podrás ver la calle Saint Jean como una de las grandes curiosidades que te aconsejo que vayas a visitar las Traboules, que es un pasaje tradicional que te permite pasar de un edificio a otro sin salir a la calle, ahora mismo la mayoría están cerrados o son difíciles de encontrar, pero eso sí, con un poco de suerte y preguntando a las personas de la ciudad los podréis encontrar.

Como se ha comentado Lyon cuenta con dos ríos, por lo tanto un agradable paseo es por las orillas de Ródano, podrás contemplar maravillosas vistas y cómo viven las personas de allí, de todos modos está lleno de bares y restaurantes también por la noche, y lo mejor de todo, es que esos restaurantes están dentro de los barcos que están amarrados,  todos ellos con una decoración muy peculiar.

 Por ultimo otra curiosidad, en la ciudad podréis encontraros en las paredes muros pintados de grandes artistas, así que iros fijando que os gustaran.

Romanticismo en Verona

Verona es una de las ciudades más visitas de Italia y más bonita. Conocida por Romeo y Julieta de Shakespeare.

A tan solo 120 kilómetros de Venecia y del Lago de Garda, uno de los más grandes de Italia y muy bonito, en el que puedes hacer muchas actividades.

Verona cuenta con grandes puntos de interés para los turistas y gracias a películas como Cartas a Julieta, podemos conocer Verona mejor, en ella te explica cómo la gente deja cartas de amor a Julieta para que le ayude con sus males de amores. Cuando vi la película pensé que la próxima vez que vaya a Verona, quiero dejar una carta de amor.

La casa de Julieta que es donde se ponen los mensajes de amor, es una de las casas más visitadas de Verona, como tocar el pecho de Julieta posando para una fotografía, es una de las fotos más características y como podréis ver el pecho de Julieta esta muy gastado por tantas manos que pasan por él, a su vez podréis subir al balcón de Julieta para llamar a tu Romeo. Es un edificio del siglo XIII, palacio de los Capuleto, que era la familia de Julieta.

Por otra parte podemos ir a visitar Arena, uno de los anfiteatros más importantes en Italia de la era romana y el segundo después del Coliseo de Roma. En estos momentos en él se celebran conciertos y espectáculos de opera en verano, dignos de presenciarlos.

La Torre dei Lamberti, está en la Piazza delle Erbe, que es de las más conocidas, ya que en ella podemos pasear y encontrar edificios preciosos, en dicha plaza esta la Torre dei Lamberti y cuenta con 84 metros de altura que podemos subir andando y contemplar toda Verona desde ella.

Florencia, arte por los cuatro costados

Una vez que vas a Florencia por primera vez, sueñas en volver  a ir pronto puesto que te sumerges en un sueño histórico, donde los pintores eran famosos y el arte era muy valorado.

Florencia es una ciudad para los amantes del arte, donde podrán disfrutar contemplando figuras o pinceladas en cuadros  durante horas de grandes maestros como Dante o Miguel Ángel, puesto que ellos fueron los creadores de las creaciones artísticas más bellas de todos los tiempos.

Por otra parte Florencia tiene una historia trágica como la guerra entre dos familias, la cual gano los Médicis.

 

fuente: flickr

Los tres lugares por excelencia son la Piazza del Duomo con la catedral, el Battistero y el Campanille, dicha plaza es la más famosa de Florencia y eso sí, os recomiendo que en la plaza os paréis y os sentéis en una de sus terrazas a saborear uno de sus famosos helados.

Por otra parte tenemos la Piazza della Signoria que es donde se centra el poder civil y la más animada de la ciudad y la tercera maravilla es el Ponte Vecchio con sus casas y tiendas colgantes, uno de los más famosos del mundo y el más antiguo  de piedra en Europa. Una curiosidad de él, es que veréis llenos de candados donde los enamorados tiran las llaves al rio para programar su amor eterno a los cuatro vientos.

Y ya que estamos en Florencia la ciudad del arte, hay que visitar la Galería degli Uffizi, donde podrás contemplar la maravillosa colección de pintura tanto italiana como europea de los siglos XIII al XVIII, en ella verás obras de Botticello, Leonardo da Vinci, Rafael…y el David más famoso de Miguel Angelo.

A su vez, se debe visitar el Palazzo Pitti y el Jardín de Bóboli, ya que este palacio fue residencia de las tres dinastías más importantes de Florencia: Los Médicis, los Lorena y los Saboya.

Para contemplar toda la maravilla de Florencia subir a la Piazzale de Michelangelo donde podrás ver todo su esplendor, recomendado al atardecer para tener un contraste perfecto de la luz.

Es cierto, que lo mejor después de conocer los puntos importantes de la ciudad, es perderse por la ciudad y encontrar calles maravillosas y como no la gastronomía florentina, la que destaca como su nombre bien indica el bistec a la fiorentina o la papa al pomodoro y como dulce los cantuccini que son una galleta de almendras riquísimas o la schiacciata allá fiorentina, bizcocho a la florentina, siempre claro los platos con un buen vaso de vino del Chianti.

Colonia, mucho más que su Catedral

Köln conocida en español como Colonia, es la cuarta ciudad Alemana más grande.

Conocida por los carnavales de Colonia que se celebran en pleno febrero por toda la ciudad, son maravillosos claro esta, si puedes soportar las altas temperaturas que soportan los alemanes. Recuerdo el día de los carnavales como uno de los mejores en Alemania durante mi estancia pero de los más fríos, puesto que estas muchas horas en la calle paseando y viendo espectáculos.

Además de los carnavales, puede visitar otro día la ciudad y pude contemplar la maravillosa catedral, que es uno de los edificios más conocidos alemanes y forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad. Es una iglesia del estilo gótico, se encuentra en el centro de la ciudad y es de los lugares más visitados y mucha gente va exclusivamente a visitar la majestuosa catedral de Köln. Se puede visitar por dentro, y la verdad merece la pena, podrás contemplar unas vidrieras fascinantes y en medio de la catedral se puede contemplar el coro y a sus laterales capillas para poder rezar. Una obra maravillosa que se debe ver si estas en Alemania. La catedral se sitúa en la Plaza de Doumo.

Catedral-de-Colonia-Kolner-Dom

Cerca de la Catedral está el casco antiguo de la ciudad donde podrás callejear por sus calles, visitar el museo de arte de Ludwing, mientras callejeaba con mis amigas pude entrar en Lego Store, me quede impactada todo lo que se podía hacer con el juego de Lego,  podías ver a personajes de dibujos animados en tamaño humano.

Al llegar a las orillas del Rin donde veras toda la zona moderna de la ciudad y unas casas muy peculiares gracias a su colorido y su estrechez que se encuentran mirando al Rin, unas casas que me encantaron y me recordaron a los países bálticos por el tipo de casa.

La ciudad tiene grandes posibilidades puedes visitar el Barrio Agnes  y pasear por toda la ciudad junto la muralla medieval.

Si vais a Alemania y podéis acercaros a esta ciudad hacerlo, es una ciudad que se debe visitar, es de las más bonitas de Alemania.