Tailandia

Creo que Tailandia es uno de esos países a los que siempre has querido ir. Pero no para ir un fin de semana, sino para pasar allí más de 15 días, viajar, disfrutar y sentir cada uno de los tesoros que esconde este país asiático.

Sería un verdadero delito ir hasta Tailandia y no visitar su capital. Bangkok es una inmensa y vibrante ciudad, que nunca duerme, y en la que siempre hace calor. En ella podrás visitar Palacios y Templos, pasear por los grandes mercados e incluso subir a alguno de sus rascacielos para contemplar la ciudad desde el atardecer.

Es decir Tailandia, y lo primero que se nos viene a la cabeza son imágenes de espectaculares playas de aguas turquesas y cristalinas. Pues bien, este país está repleto de pequeños paraísos perfectos para relajarse.

También es recomendable hacer una visita a los Parques Naturales Montañosos en el norte y muy húmedos en el sur, perfectos para caminar, escalar o hacer rafting a través de la selva. Además, muchos viajeros vienen solamente en busca de animales, para poder admirar especies como monos, elefantes, serpientes, puercoespines, ciervos e incluso tigres.

Y si piensas que en este país lo único que cocinan son extraños insectos y que morirás de hambre, debes de estar tranquilo porque la cocina tailandesa es muy buena, una de las mejores de Asia, y está basada en el arroz, los fideos y las sopas. E incluso en los puestos que te encuentres por la calle podrás comer un buen plato de arroz frito con gambas desde sólo un euro.

Si algo también caracteriza este país, es su larga historia. Podrás visitar grandes templos y edificios en ruinas por todo el país que ahora se han convertido en atracciones turísticas. Las más visitadas son las de las antiguas capitales del Reino de Ayutthaya y las del Reino de Sukhothai.

Además, los masajes tailandeses son famosos en todo el mundo, están basados fundamentalmente en estirar el cuerpo y presionar en zonas específicas del mismo. Los masajes del cuerpo entero, de pies, de manos o de cabeza no te dejarán indiferente, y además podrás hacértelos en cualquier sitio del país por sólo 7 euros la hora.

Tailandia es un país de mercados, ya que vayas donde vayas, podrás encontrarlos por todas partes y de todos los tipos, pero lo más influyentes son los de ropa, bisutería y los de comida. Destaca el mercado que hacen los fines de semana en Chatuchak Park de Bangkok, que es conocido como el mercado callejero más grande del mundo, donde encontrar de todo a precios hasta 10 veces más baratos.

No creo que puedes perderte visitar un país como este mucho más tiempo. Así que amigo mochilero, coge tu equipaje, un mapa y decídete a visitar las profundidades de este país lleno de tesoros y sorpresas. ¡Buen viaje!