Estancia en Ibiza durante una escala de Crucero

Considerada como la capital europea de la fiesta y de la música electra, la Isla Blanca es también y sobre todo una isla rica en contrastes y relieves.

¿Planificas tus próximas vacaciones en España o decides embarcar en crucero para explorar los más inolvidables destinos de Mediterráneo? Ibiza es una escala a no perder.

Escala-en-Ibiza (1)

La doble faceta de la Isla: pintoresco y calmo el día y caliente y excéntrico la noche. Los paisajes salvajes , la voluntad de preservar la naturaleza y su quietud hacen los encantos de esta perla del Mediterráneo.

En el mismo día, se puede bañarse en las aguas cristalinas de Portinatx, recorrer los caminos rodeados de olivares y cítricos, encontrarse con residentes “hippys”, refrescarse en una bahía íntima y descansar en una terraza de Puerto de Eivissa al pie de la muralla (declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO)

Ibiza y las fiestas…

Las noches calientes de la isla permanecen la principal motivación de los numerosos turistas. ¡Hay obviamente entre las más grandes discotecas de Europa donde se dan cita los DJ internacionales. Sino también los bares musicales del corazón de ciudad histórica de Eivissa o las reuniones los ’70 en los pueblos más remotos de la isla. La música cesa nunca, hasta las playas “selectivas” de la costa Suroeste. El sonido electrónico domina sobre todas las demás músicas y no se cuentan menos de una decena inmensas discotecas que compiten de publicidad, comercialización, y productos derivados para atraer los clubers estivales. ¡Durante su estancia a Ibiza no faltan “Le Privilège” es la más grande discoteca del mundo y puede acoger hasta 10.000 noctámbulos!

Algunos lugares que visitar sin falta para descubrir las distintas facetas de la isla

Al Sur: Eivissa, la capital, su centro histórico, su fortaleza y su muralla; Cala del Jondal y su playa privada « Blue Marlin ».

Al Oeste: la bahía salvaje, Cala Salada y la ciudad de Sant Antoni Portmany para apreciar una puesta de sol impresionante en la bahía.

Al Norte: ver la playa de Portinatx, aprovechar de las aguas cristalinas, y visitar el auténtico pueblo rural de Sant Joan de Labrita.

Al Este: alcanzar la discreta y encantadora playa Cala Mastella, degustar especialidades de pescados en el restaurante típicos, y encontrar un poco de frescura en el bar “Anita” en frente de la iglesia de Sant Carles de Peralta.

Estos lugares te fascinan. Opta sin vacilar por un viaje en crucero hacia los destinos del Mediterráneo. Armadores de cruceros como MSC, Costa Cruceros o Pullmantur de crucerosnet.com proponen cruceros magnífico, donde el tiempo se detiene entre sorpresas y deslumbres… ¡te vas a encantar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *