Los objetos más olvidados al momento de viajar

En medio de la prisa y la euforia de encaminarnos a un nuevo destino es normal que olvidemos algunos objetos, pero ¿cuál es el misterio de que siempre se quedan los mismos? y lo peor de todo es que no lo notamos hasta cuando nos encontramos en el lugar de destino.

La buena noticia es que casi todos son reemplazables, a menos que tu viaje sea en un lugar desértico, donde no puedas comprar nada y aún cuando se te dificulte podrías sustituirlo por algo de lo que llevas en tu maleta.

Veamos estos objetos que suelen ser los más olvidados, te aseguro que te identificarás con más de uno. Yo lo hice con varios y hasta me han sacado una carcajada, porque es, sin dudas, la “cruda realidad” del viajero.

El cepillo de dientes

Ocupa el primer lugar en la lista, creo que es el más olvidado de todos. Se debe a que es uno de los objetos que usamos el mismo día del viaje.

Una recomendación es tener un cepillo para viajes o uno extra que puedas empacar desde el día anterior. En caso de que llegases al destino sin él, la solución sería comprar otro, son accesibles y los encuentras en cualquier escaparate.

El pijama

Es otro de los más olvidados. Es muy común que lo echemos de menos justo a la hora de dormir. ¿Será porque le damos prioridad al outfit diario y dejamos en segundo plano la ropa de dormir?

Si es tu caso te recomiendo dejar siempre en tu maleta un camisón que no uses, así cuando vayas a preparar la maleta recordarás que debes sustituirlo por el pijama. En caso de que definitivamente lo hayas dejado, la solución sería usar una camiseta y ropa interior, eso si no vas a un país muy frío.

Los cargadores

Son una constante y lo histéricos que nos ponemos cuando notamos sus ausencia. Tienes dos posibles soluciones: que uno de tus compañeros use uno igual o comprar uno nuevo, lo que se te puede complicar.

Para no olvidarlo, te recomiendo enchufarlo en un lugar diferente al acostumbrado, que la rareza del cambio te recuerde empacarlo.

Las gafas de sol

Son pocas las gafas de sol que viajan, a menos que las tengas siempre en el coche o en el caso de las chicas en el bolso.

Este es uno de esos momentos en los que acudes al low cost, unas sencillitas para salir del apuro es la solución, las encuentras en cualquier punto durante el viaje o al llegar a tu destino. ¡Y hasta bonitillas suelen quedar!

En fin, lo más recomendable es que hagas una lista de objetos que necesitarás durante el viaje y vayas tachando en la medida que metes en la maleta, esta puede ser una buena estrategia para llegar a tu destino con todo lo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *