Ciudades en clave musical

Yo no sé vosotros pero a mi me apasiona el teatro. Desgraciadamente, no puedo permitirme ir con regularidad, pero una de las cosas que más me pierden el mundo son los musicales. A lo largo del mundo hay ciudades que concentran una cantidad de teatros y obras estrenadas de lo más considerable y con una calidad exquisita. Hoy vengo a hablar de tres lugares destacados para poder disfrutar de este arte que se remonta a la Grecia antigua.

Broadway

Me niego a empezar por otro lugar que no sea Broadway. La meca del teatro musical. Yo más de una vez he afirmado que daría un trocito de alma por poder disfrutar de una de sus obras.

Con más de 420 teatros en toda la ciudad de Nueva York, son unos 40 los que forman el denominado “Circuito de Broadway” especializado en musicales. Las tablas de esos teatros han visto nacer a grandes estrellas como Barbra Streisand, Liza Minelli o Julie Andrews y hoy acoge a algunas de las más grandes como Sutton Foster o Idina Menzel (en Broadway el talento se escurre se cuela hasta por las grietas de las paredes).

Las calles de Broadway han visto pasar por sus teatros de todo. Desde obras más clásicas como “Evita”, “Chicago” o “El fantasma de la Ópera” hasta producciones muy curiosas como el musical de “Spiderman” o el musical de “Sherk” (este último, me veo obligada a decirlo, sorprendentemente bueno).

Las oficinas de turismo afirman que ir a ver un musical es una de la principales actividades de la ciudad. Una actividad constante y pensada para los turistas. Si alguna vez visitas la ciudad, ¡No te lo puedes perder!. Busca las tiendas y máquinas especializadas de la zona. Podrás comprar entradas de última hora con grandes descuentos e incluso entradas muy baratas sin asiento para poder verlo desde los pasillos. Está claro que allí no quieren que nadie se quede sin disfrutar.

West End

les mis

Fuente: Eric Yu

El West End es el Broadway europeo. Londres acoge cada año 32.400 funciones al año (que se dice pronto) y aunque destaca por el teatro musical, también tiene una gran tradición de teatro dramático. No hay lugar mejor para disfrutar de una obra de Shakespeare. Es curioso como cada año en verano se hace una producción de Hamlet en la que suele participar uno de los actores ingleses que más en alza estén en ese momento. Si vuelven a los escenarios en vivo, por algo será ¿No?
El West End también es un lugar genial para poder ver todos esos musicales que nacieron en Broadway. Por ejemplo, ahora mismo tienen en cartelera “Wicked”, que aunque no ha llegado a España todavía, se estrenó en 2003 en Nueva York y es uno de los musicales con mejores críticas o “The Book of Mormon”, un musical que tras arrasar en los premios Tony’s (premios estadounidenses dedicados al teatro musical) de 2011 ha desembarcado en Londres.

Si en tu visita a Londres decides disfrutar de uno de estos espectáculos, aprovecha y compra las entradas en las tiendas especiales que hay por las calles del centro. Podrás conseguir entradas mucho más baratas de lo normal, y aunque puede que no sean los mejores asientos, tendrás la oportunidad de disfrutar de una de las mejores escenas teatrales del mundo

Gran Vía

Puede que no sea el mejor, pero me veo obligada a hablar de la cuna patria del teatro musical. Aunque las películas ya habían introducido este género y poco a poco se fue haciendo paso en el teatro, fue en la década de 1970 cuando España empezó a importar musicales más famosos y así la Gran Vía empezó a acoger producciones como “Evita”, “Jesucristo Superestar” o “Hair”.

En los 80 surgió el boom y la famosa calle empezó a ver musicales de producción y creación propia y fue al comienzo del 2000 cuando esto se potenció. Nacieron musicales como “Hoy no me puedo levantar” o “Marta tiene un Marcapasos” que tuvieron un largo y exitoso recorrido por los teatros.

En la actualidad, la famosa calle sigue acogiendo musicales propios y grandes producciones que nos llegan directamente de Broadway y el West End, como “El Rey León”, que lleva ya cinco temporadas, o “Mamma Mía”.

Si vives en Madrid o tienes la oportunidad de visitar la ciudad, debes pasarte por uno de estos musicales. Podrás disfrutarlos en nuestro idioma y la producción es excelente. Eso si, aquí esas ofertas que encontrábamos en Londres y Nueva York brillan por su ausencia, así que te va a tocar ahorrar.

Monumental, querido Watson

El Coliseo de Roma, el Big Ben, la gran manzada de Nueva York… son sitios más que vistos, la gente ha pasado por ellos una y mil veces, ya sea en persona o visualmente, puesto que la televisión nos los ha mostrado una y mil veces.

Hoy, os traemos los monumentos menos conocidos, frecuentados y por qué no decirlo de alguna manera, peculiares. Catedrales, estatuas o edificios recargados de elementos decorativos, ya sean del gótico, románico o modernismo, de ellos están plagados nuestras ciudades y pueblos. Si estás harto de ellos vente a dar un paseo por el camino del bizarrismo monumental.

Las escaleras siempre ha sido un elemento olvidado de la arquitectura, están ahí, tienen su funcionalidad para subir al piso de arriba pero nada más allá. Pocos les han dado un toque artístico y se han preocupado por hacer el ascenso un poco más ameno. A lo sumo, las balaustradas sí se las ha atendido y dotado de cierto porte pero al ser un elemento repetitivo tampoco se repara mucho en ellas.

A dónde quiero llegar con esto, es muy sencillo, nadie se ha planteado hacer de las escaleras una parte del monumento que resalte y brille con luz propia. Sin embargo los alemanes son gente distinta, en Duisburgo se han propuesto romper este esquema. Tigre y tortuga lo llaman a una escalera que no lleva a ninguna parte, con forma de montaña rusa con sus loopings y todo.

Si seguimos en el norte de Europa, los belgas han decidido hacerle un homenaje a otro elemento doméstico más del día a día. Las hay de madera o plástico, últimamente parece que los fabricantes han preferido variarles la forma y no seguir con el prisma rectangular con hendiduras común de toda la vida. Les hablo de la pinza, esa que cuida de que nuestro vecino no husmeé en nuestra ropa interior. Pues en el Parque escultórico Chaudfontaine al artista Usel Mehemet se le ha ocurrido que lo que ahora sujeta es la corteza, la cascara de La Tierra.

Si el cuadro de Felipe V boca abajo de Xativa se nos queda corto, en las antípodas fueron más allá y en Melbourne, en la Universidad La Trobe, el artista Charles Robb quiso esculpir al gobernador que da nombre a la universidad, de una manera inusual para protestar contra el significado que se les da hoy en día a los monumentos. Si queréis seguir este viaje, podéis ver aquí otros tantos monumentos inusuales.

La leyenda del Lago Ness

Todo el mundo conoce la leyenda del Lago Ness y el monstruo que habita en él.

El Lago Ness, es un lago dulce que se extiende aproximadamente 39 kilómetros, uno de los lagos más largos conocidos. Este lago forma parte de una serie de lagos de Escocia que fueron formándose a través de Glaciares. Cuenta con una profundidad en algunos puntos del lago de más de 226 metros.

A pesar de que es una leyenda tiene más de 1500 años, cuando uno  visita Escocia lo primero que  se le pasa por la cabeza además de visitar la ciudad de Edimburgo, ver los castillos es  acercarse al Lago Ness  con la esperanza de poder ver a nuestro famoso Monstruo  Nessie que salga de las profundidades del Lago Ness y puedas visualizarlo con tus propios ojos.

Junto al Lago Ness podrás ver unos paisajes espectaculares de naturaleza. El Lago Ness esta entre montañas y pueblos preciosos.

Nessie ha ido apareciendo más de 1000 veces, menos en el año 1925 y en el año 2013 que no lo vio nadie.

nessie

La leyenda de Nessie es de las más difundidas junto con la del Big Foot hasta incluso se han hecho películas de ambos monstruos mitológicos.

Científicos afirman que únicamente es una leyenda ya que no se encuentra ninguna prueba sobre Nessie, pero los más creyentes de este monstruo dicen que lo han visto. Los científicos afirman que las apariciones de Nessie son simplemente alucinaciones de las personas que creen en él. Comentar también que siempre que se ha visualizado Nessie ha habido terremotos acuáticos en el Lago Ness.  Los científicos comentan que los habitantes de alrededor lo que han podido visualizar esos días eran burbujas que salían del agua.

La verdad, ocurra lo que ocurra y aunque haya miles de fotógrafos que afirman tener una fotografía de Nessie o testigos que juran que han visualizado a Nessie, como se ha dicho anteriormente la existencia de esta Monstruo mitológico no ha sido probado por nadie.

Por lo tanto, quizá sea una simple leyenda pero gracias a la Leyenda del Monstruo del Lago Ness, todos los años este Lago recibe miles de visitas de turistas para ver si lo ven con sus propios ojos y si no tienes la suerte de verlo, como la mayoría de las personas te puedes conformar con comprarte un peluche de Nessie, una postal o incluso el llavero para llevártelo de recuerdo a casa.

¿Crees en la Leyenda de Nessie?

Curiosidades de Edimburgo

Como hemos ido comentando en los anteriores post Edimburgo tiene un encanto especial, desde su castillo hasta sus mercados de fines de semana.

 En este post me gustaría hablaros de  curiosidades  esta maravillosa ciudad

El Corazón de Midlothian

Se encuentra junto a la catedral en el mismo suelo. Un corazón que únicamente podrás contemplar si la explanada esta vacía, ya que, si esta abarrotada de gente es imposible verlo, porque las personas lo pisan sin darse cuenta e incluso pueden resbalarse debido a que el corazón esta mojado por…escupitajos, puesto que si quieres tener suerte debes escupir en medio del corazón.

El corazón está hecho con losas de granito dibujado sobre el pavimento, con unos colores rojos y negros.  Situado justamente en la antiguo prisión de Edimburgo.

Corazon Edimburgo

One o´clock Gun

Para poder escucharlo tienes que encontrarte a las 13:00 horas cerca del castillo y así escuchar el cañón que se dispara todos los días. También es cierto que estés donde estés el sonido retumba en toda la ciudad aunque impresiona más si estas cerca del castillo.

El origen de ese cañón se remonta a 1852, que ayudaba a los marineros ubicar la costa de Edimburgo por el sonido del cañón.

Los nombres en los bancos

En esta vida todo el mundo se convierte el polvo y se va de este mundo. Pero hay personas que les gusta  seguir formando parte de este mundo y Edimburgo lo ha conseguido de una forma original. Una vez muerto puedes aparecer tu nombre en uno de los miles bancos que tiene Edimburgo.

Si te fijas bien en los asientos, encontrarás una placa con un nombre, por ejemplo Mary o George. Para tener una placa en un banco los parientes de la persona fallecida deben pagar todos los años una cantidad para que tu nombre siga en el banco al Ayuntamiento.

Las mascotas de los soldados tienen su propio cementerio

Este curioso cementerio se encuentra centro del castillo de Edimburgo, en una pequeña terraza que está repleta de pequeñas tumbas de los animales de los soldados, normalmente son perros o gatos, los que están ahí enterrados. Este mini cementerio de mascotas se creó en 1840.

Cementerio Animales

Cuatro curiosidades que tienes que visitar si vas a Edimburgo.