Malta, destino de moda

Excepto para aludir al épico encuentro futbolístico del 12-1, allá por 1983, Malta ha sido durante mucho tiempo un país desconocido y olvidado para los españoles. Pero esto era antiguamente, ya que ahora este archipiélago ha evolucionado considerablemente y está de moda en Europa.

Esta pequeña joya del Mediterráneo, que cuenta con 7.000 años de historia, goza de atractivos suficientes para convertirse en un viaje barato, cercano y con multitud de posibilidades para todas las edades.

Fuente: pixabay.com

Fuente: pixabay.com

Siendo actualmente uno de los destinos más solicitados, cada año acuden más y más visitantes a Malta con la intención de sumergirse en su fascinante historia, zambullirse en sus playas, dejarse contagiar por sus tradiciones y disfrutar de su agitada vida nocturna. Los turistas acuden a Malta por ser una isla bañada permanentemente por el sol, que se encuentra en el corazón del mar Mediterráneo y que goza de una gran riqueza histórica. Este legado histórico, único en el Mediterráneo, lo encontramos reflejado en la arquitectura y en las colecciones nacionales del país.

Las islas maltesas son un placer para los sentidos. Para la vista, ofrecen un contraste precioso de colores: El azul del Mediterráneo se pierde entre el cielo despejado, mezclándose entre ellos la piedra caliza de color miel suave, que caracteriza a la arquitectura maltesa. Los sonidos de fuegos artificiales y marchas de la banda del pueblo transforman momentos en recuerdos especiales que se te quedan grabados en la mente para siempre. Además, su gastronomía te permitirá disfrutar de un marisco excepcional y de sabores únicos marcados por las especias típicas.

En esta isla mediterránea el viajero no solo podrá disfrutar descansando al lado del mar, sino que encontrará un sinfín de actividades y excursiones para hacer en Malta. El submarinismo, el buceo, el snorkel, el kite surf… es decir, todas las actividades relacionadas con el mar son actividades típicas de Malta, inherentes a su carácter isleño, gracias a la transparencia de sus aguas, la riqueza de sus fondos marinos y los restos de barcos hundidos.

Gozo y Comino son islas mucho más tranquilas que permiten ver con más nitidez el paisaje maltés, plenamente mediterráneo. En Comino, prácticamente deshabitado, se halla la cala del Blue Lagoon, uno de los principales atractivos turísticos. Por su parte, en Comino, una isla mucho más rural, encontramos otra de las estampas más conocidas de Malta, la Azure Window.