Una Navidad por Centroeuropa

Los países centroeuropeos son de los más bellos que podemos encontrar en el mundo. Sus capitales, Praga, Viena y Budapest, son algunas de las ciudades que más turistas reciben a lo largo del año. Y la Navidad es un momento ideal para visitarlo, especialmente, la capital austriaca. Si no sabéis donde viajar estas Navidades, os ofreceremos las razones de por qué estas tres ciudades pueden ser el destino ideal para emprender un viaje.

Para viajar a la ciudad austriaca no hace falta nombrar miles de razones, nos basta con una. La sala Dorada del Wiener se viste de gala el día 1 de enero para acoger el concierto más importante de música clásica del mundo, el concierto de año nuevo. Un espectáculo retransmitido para más de mil millones de personas en todo el mundo. Cerca de 2.000 espectadores entran en esta sala. Amante o no de la música clásica, es un evento al que debería ser obligatorio ir una vez en la vida. Solo por ello, merece la pena viajar a Viena en época navideña.

concierto año nuevo

fuente: heraldo

Sin duda, la ciudad que más motivos nos da para ser visitada en Navidad es Praga. En la capital checa se respira un ambiente especial en estas fechas. Ambiente que se ve reflejado en el Teatro Nacional, que todos los años durante estas fechas acoge la representación de El Cascanueces por parte del Ballet Nacional. A esto hay que añadir la apertura del Castillo, el mercado medieval, las luces en las plazas y las calles o el gran número de pistas de patinaje que se instalan en la ciudad.

Por último, Budapest, también tiene un encanto especial en estas fechas. Al igual que ocurre en Praga, la capital húngara se inunda de pistas de patinaje, especialmente, el Parque Municipal. Otra de las razones es la presencia de mercados en las principales calles de la ciudad. Es en ellos donde turistas y ciudadanos hacen la mayor parte de sus compras navideñas.

Son algunas de las razones por las que viajar al centro de Europa durante la época navideña, ¿os animáis a viajar allí estas Navidades?

La navidad en Alemania

Con la llegada del invierno y sobre todo la navidad algunos países visten sus calles de mercados navideños dignos de ver.

Recuerdo con mucho cariño la temporada que pase en Alemania y las ciudades y pueblos que visitabas con amigos y familiares en época de frio se bañaban las calles de alemanes alegres con su vino caliente, si habéis leído bien, vino tinto caliente para entrar en calor y también que es más sorprendente y no en todas las ciudades alemanas se hace es el zumo de naranja también calentito a los alemanes les encanta estar en la calle con los amigos y que mejor manera que con un vasito calentito de vino y una típica salchicha alemana en la otra.

fuente:wikimedia

fuente:wikimedia

Los mercados alemanes que yo pude visitar fueron los de Frankfurt, Heidelberg, Mannheim, Mainz, Bonn…y alguno otro que se me estará olvidando…todos ellos con una estética muy similar pero con el encanto de la ciudad y de sus paisanos.

El primero que vi fue en la ciudad de Heidelberg cuando bajaba con unas amigas del castillo y toda la gente Heidelberg está reunida en la plaza viendo un Belén viviente representado por niños, paradas de manzanas caramelizadas, de animales e incluso tiendas artesanas que vendían sus productos y todo ello en la misma ciudad con un ambiente muy festivo.

Lo recuerdo como si lo estuviera viviendo ahora mismo, las calles empedradas, las palabras alemanas indescifrables y las caras sonrojadas por el vino caliente.

Una experiencia que recomiendo que todo el mundo debe ver, Alemania en plenas navidades con su frio insoportable, sus calles resbaladizas con el hielo, su decoración y su iluminación.

Si lo habéis vivido cuéntanos tu experiencia.