Ciudades en clave musical

Yo no sé vosotros pero a mi me apasiona el teatro. Desgraciadamente, no puedo permitirme ir con regularidad, pero una de las cosas que más me pierden el mundo son los musicales. A lo largo del mundo hay ciudades que concentran una cantidad de teatros y obras estrenadas de lo más considerable y con una calidad exquisita. Hoy vengo a hablar de tres lugares destacados para poder disfrutar de este arte que se remonta a la Grecia antigua.

Broadway

Me niego a empezar por otro lugar que no sea Broadway. La meca del teatro musical. Yo más de una vez he afirmado que daría un trocito de alma por poder disfrutar de una de sus obras.

Con más de 420 teatros en toda la ciudad de Nueva York, son unos 40 los que forman el denominado “Circuito de Broadway” especializado en musicales. Las tablas de esos teatros han visto nacer a grandes estrellas como Barbra Streisand, Liza Minelli o Julie Andrews y hoy acoge a algunas de las más grandes como Sutton Foster o Idina Menzel (en Broadway el talento se escurre se cuela hasta por las grietas de las paredes).

Las calles de Broadway han visto pasar por sus teatros de todo. Desde obras más clásicas como “Evita”, “Chicago” o “El fantasma de la Ópera” hasta producciones muy curiosas como el musical de “Spiderman” o el musical de “Sherk” (este último, me veo obligada a decirlo, sorprendentemente bueno).

Las oficinas de turismo afirman que ir a ver un musical es una de la principales actividades de la ciudad. Una actividad constante y pensada para los turistas. Si alguna vez visitas la ciudad, ¡No te lo puedes perder!. Busca las tiendas y máquinas especializadas de la zona. Podrás comprar entradas de última hora con grandes descuentos e incluso entradas muy baratas sin asiento para poder verlo desde los pasillos. Está claro que allí no quieren que nadie se quede sin disfrutar.

West End

les mis

Fuente: Eric Yu

El West End es el Broadway europeo. Londres acoge cada año 32.400 funciones al año (que se dice pronto) y aunque destaca por el teatro musical, también tiene una gran tradición de teatro dramático. No hay lugar mejor para disfrutar de una obra de Shakespeare. Es curioso como cada año en verano se hace una producción de Hamlet en la que suele participar uno de los actores ingleses que más en alza estén en ese momento. Si vuelven a los escenarios en vivo, por algo será ¿No?
El West End también es un lugar genial para poder ver todos esos musicales que nacieron en Broadway. Por ejemplo, ahora mismo tienen en cartelera “Wicked”, que aunque no ha llegado a España todavía, se estrenó en 2003 en Nueva York y es uno de los musicales con mejores críticas o “The Book of Mormon”, un musical que tras arrasar en los premios Tony’s (premios estadounidenses dedicados al teatro musical) de 2011 ha desembarcado en Londres.

Si en tu visita a Londres decides disfrutar de uno de estos espectáculos, aprovecha y compra las entradas en las tiendas especiales que hay por las calles del centro. Podrás conseguir entradas mucho más baratas de lo normal, y aunque puede que no sean los mejores asientos, tendrás la oportunidad de disfrutar de una de las mejores escenas teatrales del mundo

Gran Vía

Puede que no sea el mejor, pero me veo obligada a hablar de la cuna patria del teatro musical. Aunque las películas ya habían introducido este género y poco a poco se fue haciendo paso en el teatro, fue en la década de 1970 cuando España empezó a importar musicales más famosos y así la Gran Vía empezó a acoger producciones como “Evita”, “Jesucristo Superestar” o “Hair”.

En los 80 surgió el boom y la famosa calle empezó a ver musicales de producción y creación propia y fue al comienzo del 2000 cuando esto se potenció. Nacieron musicales como “Hoy no me puedo levantar” o “Marta tiene un Marcapasos” que tuvieron un largo y exitoso recorrido por los teatros.

En la actualidad, la famosa calle sigue acogiendo musicales propios y grandes producciones que nos llegan directamente de Broadway y el West End, como “El Rey León”, que lleva ya cinco temporadas, o “Mamma Mía”.

Si vives en Madrid o tienes la oportunidad de visitar la ciudad, debes pasarte por uno de estos musicales. Podrás disfrutarlos en nuestro idioma y la producción es excelente. Eso si, aquí esas ofertas que encontrábamos en Londres y Nueva York brillan por su ausencia, así que te va a tocar ahorrar.

Nueva York para seriéfilos

Nueva York es una de las ciudades más atractivas para mucha gente. Sin haberla visitado, creemos conocerla. No hay IKEA sin cuadro de la ciudad que nunca duerme y todos tenemos en mente el skyline de esta ciudad: el Empire State, el puente de Brooklyn o la Estatua de la Libertad.

¿De dónde viene esa “obsesión” generalizada? No hay duda: es el escenario en el que tienen lugar tantísimas películas o series que hemos visto. Ya sea en compañía de Diane Keaton en Annie Hall, con Billy Crystal y Meg Ryan en Cuando Sally encontró a Sally o de la mano de De Niro y una joven Jodie Foster en Taxi Driver…Y la lista podría seguir y seguir.

Pero en este mundo del Nueva York (idealizado) que hemos visto a través de la pantalla, ocupan un lugar especial las series. Ya se os están viniendo algunas a la mente, seguro. Friends, Seinfeld, Cómo Conocí a Vuestra Madre, Mad Men y Sexo en Nueva York son las automáticas que la mayoría de nosotros pensamos. De este tema trata precisamente el libro Nueva York en serie, de Aloña Fernández Larrechi.

Reconozco que yo soy una friki de las series, y especialmente para las que tienen lugar en Nueva York que, en mi caso, es casi garantía automática de que me van a enganchar (The Newsroom, Girls, Broad City son sólo algunas). Y si algún día logro ahorrar el suficiente dinero (para el 2050, quizás) para cruzar el Atlántico y plantarme en esta cinéfila ciudad, estoy segura que iré con una lista preparada de sitios en los que se han grabado series, a hacerme fotos que enmarcaré y que darán algo de vergüenza ajena.

nyc01Probablemente el primero en esta lista de Nueva York seriéfilo sería el edificio donde vivían Mónica, Rachel, Joey y Chandler en Friends. Ay, Friends…Pocas series dan tan buen rollo como esta de estos seis amigos. ¿Quién no ha hecho el juego de ‘Quién es quién de Friends’ en tu grupo de amigos? Yo desde luego sí, al parecer era una mezcla de Ross y Chandler según mis amigos, pero sé que en realidad soy Mónica con cabeza de pollo. Este edificio se puede ver en la esquina de Grove con Bedford, en el bonito barrio de Greenwich Village.

nyc03Otro sitio de visita obligada, esta vez por dentro, sería el restaurante de Seinfeld. En esta serie hilarante y atemporal, el restaurante recibía el nombre de Monk’s Café y era, como en toda sitcom que se precie, el lugar en el que Seinfeld, Kramer, George y Elaine se reunían a tener discusiones idiotas. En realidad el restaurante se llama Tom’s Restaurant y está en el barrio de Morningside Heights.

Y en tercer lugar, queda el bar de Cómo Conocí a Vuestra Madre: el MacLaren’s. Ese bar donde e grupo de amigos de Ted Mosby parecía tener mesa reservada. Esta serie fue filmada en Los Ángeles, con decorados de quita y pon. Pero este bar está basado en el pub neoyorquino McGee’s, que aunque no sea el bar de la serie en sí, se parece bastante.

nyc04

¿Os suena?