Toledo una ciudad medieval

El fin de semana pasada vino mi familia y nos fuimos a pasar el día a Toledo ya que es la ciudad más próxima de Madrid y una de las más bonitas.

Una ciudad que en el puente de la Constitución el casco antiguo estaba llenísimo, no cabía ni una aguja.

Una ciudad con un encanto propio que no te importa perderte en los callejones y ver calles rehabilitadas sin salidas, monasterios, casas estrechas,…y todo esto impregnado con un aroma familiar y de fiesta.

Al estar únicamente unas horas nos centramos en el casco antiguo que esta dividido por varios barrios como el barrio Judío, San Martin, Cerro de los Palos…y todo esto está delimitado por las murallas del casco histórico.

A la hora de la comida nos encontrábamos en el barrio Judío y pudimos comer muy bien a un precio muy económico, en el restaurante Baviera.

toledo

Toledo, aunque es pequeño tiene grandes monumentos como la Puerta de Bisagra, una magnifica Catedral que si podéis visitarla por dentro vale la pena, la Plaza de Zocodover donde se encontraba un mercadillo navideño y mucha gente paseando y lo más famoso de Toledo es la Alcázar, ya que es una fortificación sobre rocas en la parte más alta de la ciudad. Tenía un gran valor estratégico militar, justo enfrente del Alcázar se ve la escuela militar.

Además Toledo cuenta con un Parador, se ubica a las afueras de Toledo y si vais en coche a la ciudad vale la pena acercarse para visualizar todo Toledo desde el Parador.

Una ciudad que siendo pequeña cautiva tanto a los españoles como a los extranjeros. Si tienes ocasión de ir, ve y disfrútala. Yo repetiré un fin de semana que no sea festivo para perderme en una ciudad medieval bien conservada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *